Cancer Central

 

[English]

Testimonios

 
Higado Cancer (Japón)
Higado Cancer (Japón)
Higado Cancer (Gunma)
Higado Cancer (Byogo)
Higado Cancer (Kanagawa)
Higado Cancer (Kanagawa)
Higado Cancer (Hiroshima)
Higado Cancer (Tailandia)
Higado Cancer (Tailandia)
Higado Cancer (Miyagi)
Higado Cancer (Siadama)
Higado Cancer (Tokio)
Higado Cancer (Kanagawa)
Higado Cancer (Byogo)
Higado Cancer (Hong Kong)
Higado Cancer (Hong Kong)
Higado Cancer (Taiwan)
Higado Cancer (Taiwan)
Higado Cancer (Taiwan)
Higado Cancer (Nueva York, EE.UU.)
Higado Cancer (Hong Kong)
Higado Cancer (Seattle, WA EE.UU.)

 

 

Determinación de luchar contra el cáncer
Hong Kong, Sr. Cheng Chi Keung, 67 años

 

Soportar tremendos sufrimientos sólo para sobrevivir

Hace casi un año sentía hormigueos en las manos y los pies. Me sometí a un chequeo en el hospital de Ma Jia Lie. Sin embargo, el médico sólo habló de los resultados de los análisis con mi mujer. Después de esta entrevista, noté que mi mujer se comportaba de un modo extraño; sólo después de reiteradas preguntas me contó la verdad.

Se trataba quizás de un cáncer de hígado, pero el tumor se había hecho tan grande que era imposible operar. El médico estaba seguro de que viviría a lo sumo medio año más. Con suerte, las radiaciones y la quimioterapia podrían prolongarme la vida dos años más, contando que los tratamientos tuvieran éxito.

Era tan inaceptable... Inmediatamente me sometí tanto a tratamientos con medicamentos contra el cáncer como de radiación con el fin de prolongar mi vida aunque sólo fuera un par de años más. Los tratamientos, sin embargo, añadieron sufrimientos.

Quizás fuera realmente una suerte que en este momento crucial de mi vida llegara a enterarme de la existencia del líquido Tian Xian por medio de una amiga de mi mujer. Mi mujer y mi hija me instaron a no preocuparme por el dinero y aprovechar cualquier oportunidad de curación. Pensé que aunque ello nos comportara problemas económicos, sólo duraría medio año. Para no disgustar ni a mi mujer ni a mi hija, comencé a tomar el líquido Tian Xian.

Inesperadamente, surgió el milagro. Mi estado físico mejoró. Recuperé el apetito y la sensación de flatulencia había desaparecido. El insomnio, provocado por la disforia y el terrible hormigueo que me afligía habían desaparecido. Ahora podía dormir profundamente hasta la mañana siguiente.

Entonces me animé a luchar contra el cáncer de manera más vigorosa. Suspendí la ingesta del medicamento contra el cáncer confiando únicamente en el líquido Tian Xian que tomaba cada día. Creo que a medida que mi estado físico se recupere, mi cuerpo podrá generar la fuerza necesaria para desafiar el cáncer. Aunque continúo sintiendo picor en la piel, me siento tranquilo y lleno de energía.

 

 


Copyright 2003. Green & Gold International Exports