Cancer Central

 

[English]

Testimonios

 
Higado Cancer (Japón)
Higado Cancer (Japón)
Higado Cancer (Gunma)
Higado Cancer (Byogo)
Higado Cancer (Kanagawa)
Higado Cancer (Kanagawa)
Higado Cancer (Hiroshima)
Higado Cancer (Tailandia)
Higado Cancer (Tailandia)
Higado Cancer (Miyagi)
Higado Cancer (Siadama)
Higado Cancer (Tokio)
Higado Cancer (Kanagawa)
Higado Cancer (Byogo)
Higado Cancer (Hong Kong)
Higado Cancer (Hong Kong)
Higado Cancer (Taiwan)
Higado Cancer (Taiwan)
Higado Cancer (Taiwan)
Higado Cancer (Nueva York, EE.UU.)
Higado Cancer (Hong Kong)
Higado Cancer (Seattle, WA EE.UU.)

 

 

El gran amor de mi esposa me devolvió la salud
Tailandia, Puttawala, 52 años

 

Todo empezó a raíz de un accidente de tráfico

Hace diez años, me rompí la costilla en un accidente de tráfico y el hígado y el bazo quedaron seriamente dañados. Originariamente padecí una hepatitis del tipo B, que degeneró en una cirrosis. Al principio de ese mismo año la enfermedad se agravó. Padecía flatulencias en el abdomen, tenía fiebre y la fatiga me torturaba.

El examen hospitalario reveló la presencia de tumores en el hígado y vejiga que se confirmaron como cancerígenos. El médico, sin embargo, nunca me reveló este hecho ni me dio sugerencias específicas para el tratamiento. Simplemente me instó a hacerme chequeos regularmente.

Fue en este momento cuando tuve la suerte de conocer el líquido Tian Xian a través de unos amigos. Aunque me tomé los supuestos efectos beneficiosos con bastante cinismo, la idea de probar fue irresistible. Empecé tomando 60 ml del líquido y 12 píldoras Tian Xian al día.

Cuando empecé a tomar el líquido Tian Xian padecía lo que mi médico había identificado como “calor interno”, tenía fiebre e hidropesía en los ojos. El médico me informó de que aquellos eran síntomas de recuperación que podían ser mitigados bebiendo más agua. Me dijo que no debía preocuparme augurándome buenos resultados si continuaba tomando el líquido.

Increíble cambio

Un mes más tarde, los mencionados síntomas no sólo cesaron, sino que la flatulencia del abdomen, la acumulación de agua, la fiebre y la fatiga que me habían estado molestando durante tanto tiempo simplemente habían desaparecido. El increíble cambio aumentó mi confianza y seguridad en el líquido Tian Xian.

Medio año más tarde, todas las molestias habían desaparecido y recuperé el vigor tanto físico como mental. Incluso podía llevar a mi amada familia a dar un paseo con el coche. Y lo que resulta aún más estimulante es que el último chequeo no evidenció absolutamente ningún rastro de células cancerígenas.

Hoy por hoy, continúo tomando el líquido Tian Xian con el fin de prevenir otro ataque de cáncer. Mi recuperación, sin embargo, se la debo sobre todo a mi esposa, que me cuidó más que cualquier medicina, alimentación o deporte que hubiera podido llevar a cabo. Ella controló las tomas de los medicamentos, se preocupó de que hiciera ejercicio y reguló mi dieta. Sin el apoyo moral y atención de mi familia, y lo que es más importante, sin el líquido Tian Xian, no me hubiera podido recuperar tan rápidamente.

 

 


Copyright 2003. Green & Gold International Exports